Monstruos S.A.

[foto de la noticia]Dos Balones de Oro. Sería lo mejor. Que este año, ex aequo, hubiera uno para cada uno. Como dice Mou, son de otro planeta. Y se encargan de recordarlo cada vez que se cruzan. Anoche, sin ir más lejos. 2-2 en el Clásico. ¿Quién marcó? La pregunta, a estas alturas, es innecesaria.

Ronaldo golpeó primero. El portugués ha cristianizado el Camp Nou a base de goles. Seis en sus últimas cinco visitas. Lleva media docena de Clásicos consecutivos marcando. Hito inédito hasta hoy.

La estampa ya es habitual. Gol del luso y celebración tradicional en Can Barça. ‘Calma, que ya estoy aquí’. Anoche golpeó primero. A los 22 minutos. Se perfiló en la izquierda, esperando el rondo que improvisaron sus compañeros en la frontal del área rival, para finiquitarlo con un zurdazo seco.

Messi rumiaba el primer golpe. Pero no tardó La Pulga en picar. Ocho minutos. El argentino esperó el falló de Pepe y fusiló a Casillas. Combate igualado en el primer asalto. Descanso.

Como siempre
Ambos jugaron fieles a sí mismos. Messi en la zona de tres cuartos, buscando amigos que le devolvieran la pelota. Apareciendo veloz por un costado o llegando al área esperando el remate.

Cristiano buscando el uno contra uno y rompiendo en diagonal desde la derecha. Estuvo más atento de lo habitual a las subidas primero de Alves —los músculos del brasileño no soportaron dos esprines de Ronaldo y se rompió— y después de Montoya. Provocando faltas. Siendo levantado del suelo, caballerosa y deportivamente, por su rival Iniesta.

Tras el descanso, Messi abrió las hostilidades con un eslalon de costa a costa por la banda derecha que acabó con el Camp Nou rendido a sus pies, el izquierdo, preferentemente. Dios. Prólogo del zurdazo que coló en la escuadra de Iker de falta directa, una de las especialidades de CR7.

Ronaldo, sin embargo, no permitió que la felicidad se instalara en la gradería Porque cinco minutos después rompió por dentro para asociarse con Özil —entre ambos han fabricado cuatro goles en las últimas cuatro visitas— y batir a Valdés. De nuevo empate a puntos en un combate al que, afortunadamente, le restan muchos asaltos.

Messi lideró el último arreón azulgrana, con Cristiano ya herido en su hombro, pero todavía sobre el campo, sin esconderse a pesar de tener un esguince de hombro. Pero las tablas estaban firmadas.

Los números son de estudio. Ambos han logrado ocho dianas en Liga. Ronaldo presenta 14 goles en la temporada, por los 12 del argentino. Leo hizo ayer su gol 100 en el Camp Nou. Montruos S.A.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s