Descifran mecanismo que podría ayudar a comprender mejor la diabetes .

Los investigadores australianos lograron descifrar el mecanismo de fijación y de funcionamiento de la insulina en el receptor celular, lo que permitirá elaborar nuevos tratamientos con insulina más eficaces y así ponerle fin a las inyecciones cotidianas y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Varios investigadores australianos lograron descifrar el mecanismo de fijación y de funcionamiento de la insulina en el receptor celular, al que describieron como una especie de «apretón de manos molecular».

Este descubrimiento podría ser crucial para millones de diabéticos en el mundo, porque la insulina es la hormona encargada de retener el azúcar contenido en la sangre para transformarlo en energía.

Al establecer un modelo de la hormona fijada en su receptor (una proteína) gracias a un acelerador de partículas, «nosotros mostramos que la insulina y su receptor se modifican gracias a una interacción», destacó Mike Lawrence, profesor asociado del Walter and Eliza Hall Institute de Melbourne.

El profesor explicó que «un trozo de insulina se despliega y las partes fundamentales del receptor van al encuentro de la hormona de insulina. Eso se puede llamar ‘un apretón de manos molecular'».

«Ahora podemos utilizar esos conocimientos para elaborar nuevos tratamientos con insulina más eficaces», agregó Lawrence.

Según los expertos, con este mecanismo «millones de enfermos pueden esperar una importante mejora de su calidad de vida gracias al fin de las inyecciones cotidianas».

También permite la esperanza de que en los países emergentes se podrá producir una insulina más estable que resista a temperaturas elevadas sin refrigeración, así como para los enfermos de Alzheimer y de ciertos tipos de cáncer asociados a la resistencia de insulina.

La destrucción de células beta productoras de insulina conduce a la diabetes de tipo 1, mientras que la perturbación de su funcionamiento provoca la forma más corriente de la enfermedad, la diabetes de tipo 2 (DT2).

La diabetes DT2 afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, 32 millones de los cuales están en Europa y 3 millones en Francia.

Esta cifra podría duplicarse en los próximos años debido a la epidemia de obesidad y las formas de vida sedentaria acompañados de una alimentación demasiado rica en grasas y glúcidos.

La diabetes es una enfermedad silenciosa y cuando aparecen las señales (sed, necesidad frecuente de orinar, tasa de azúcar en la sangre muy elevada) es porque ya ha evolucionado desde hace muchos años. Durante ese período, el deterioro de los órganos ya comenzó.

La diabetes, a menudo asociada a la hipertensión y al colesterol, expone a un riesgo mayor de un infarto cardíaco y de ataque cerebral. También es una causa de diálisis, amputación y ceguera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s