Desvelamos algunas curiosidades de su vida diaria como cardenal en Buenos Aires, y en los días previos a su elección en Roma.

El Papa pagó la cuenta de la residencia donde se alojó antes del Cónclave

Fotografía del 20 de marzo de 2008, muestra al entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, besando los pies a algunos fieles.

Con un «Hola, soy Bergoglio», se daba a conocer a los sacerdotes que llamaba por teléfono.

– La Corresponsal de ABC en Argentina, Carmen de Carlos, nos cuenta que era habitual verle con calzado desgastado y cuarteado de caminar

– El primer Papa iberoamericano fue ingeniero químico antes que sacerdote

– Jorge Mario Bergoglio estudió su «probandato» (período de preparación intelectual para los jóvenes sacerdotes) en la facultad de la Compañía de Jesús en Alcalá de Henares

– Con solo 35 años fue nombrado provincial de Argentina. en 1980 dimite del cargo en desacuerdo con la línea del padre Arrupe, que considera demasiado abierta a la teología de la liberación

– Cuando fue nombrado cardenal heredó la ropas del anterior para no hacer gastos innecesarios

– Hasta ahora no ha utilizado coche oficial. Se ha movido utilizando el metro de Buenos Aires o los autobuses de Roma

– En 2004, nada más conocer la tragedia de la discoteca bonaerense «Cromañón» en la que 200 personas perdieron la vida, se lanzó a recorrer los hospitales de la ciudad para consolar a víctimas y familiares

– Celebra los oficios de Jueves Santo lavando pies a enfermos, presos o mendigos

– Aunque trabajaba en el palacio arzobispal, vivía solo, con la máxima frugalidad, en un pequeño apartamento al lado de la catedral de Buenos Aires

– Se acuesta y levanta muy temprano y siempre ha preferido vestir la sotana negra de sacerdote en vez de la púrpura de cardenal

– Desde Roma, el corresponsal de ABC Juan Vicente Boo nos cuenta que en los días previos al Cónclave, cuando algún periodista le paraba, el purpurado explicaba que estaba dispuesto a hablar a título personal, pero que no concedía entrevistas

– Le gusta el fútbol. Es seguidor de un modesto equipo bonaerense, el San Lorenzo

– Tras ser anunciado como nuevo Papa salió al balcón de San Pedro sin la vistosa muceta roja. Apareció con una simple sotana blanca. Tampoco llevaba la cruz pectoral de oro, sino una más sencilla de metal

– El papa pagó hoy la cuenta de la residencia donde se alojó antes del cónclave

– Habla italiano, inglés, francés, alemán y español

– Goza de buena salud, aunque tiene problemas respiratorios tras la pérdida de un pulmón en una intervención quirúrgica

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s