El chocolate excita más que un beso.

Un grupo de científicos observó el cerebro y los latidos del corazón de parejas veinteañeras mientras éstas -primero- derretían trozos de chocolate en sus bocas y -posteriormente- se besaban.
El chocolate provocó una excitación mayor que el beso y duplicó los latidos cardíacos de los voluntarios que participaron en el estudio.

La investigación fue llevada a cabo por el doctor David Lewis, de Mind Lab.
«No hay duda de que el chocolate superó al beso -sin abrazo- al provocar un estímulo corporal y cerebral mayor», señaló. «Se trata de un estímulo que en muchos casos fue hasta cuatro veces tan prolongado como el beso más apasionado».
Lewis indicó que ya se sabía que las sustancias presentes en el chocolate tienen un efecto psicoactivo pero el secreto para una mayor excitación pudiera estar en dejarlo derretir en la boca.
A los voluntarios se les colocaron electrodos en el cuero cabelludo y monitores cardíacos durante las dos pruebas.

Efecto prolongado
Aunque el beso provoca palpitaciones, el efecto no duró tanto como las que se registraron con el chocolate, en donde los latidos aumentaron de 60 por minuto a 140.
El estudio también encontró que a medida que el chocolate comenzó a derretirse, todas las regiones del cerebro recibieron un estímulo mucho más intenso y duradero que la excitación registrada con el beso.
Aunque, en general, se piensa que la mujer prefiere el chocolate más que los hombres, la investigación encontró las mismas reacciones al chocolate en ambos sexos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s