Nuevas propuestas en el Festival de Cine Francés en La #Habana.

Los organizadores del Festival de Cine Francés en Cuba están particularmente entusiasmados y de forma unánime coinciden en afirmar que la  edición inaugurada el pasado viernes 12 de abril destaca entre todas las que se han sucedido a lo largo de 16 años.

Para Antonio Mazón Robau, especialista de la Cinemateca de Cuba, la cantidad de películas que serán exhibidas –16, a las que se suman las programaciones especiales– es, junto a la diversidad y relevancia de las propuestas, uno de los elementos que distinguen al evento en 2013.

“Hay en estos filmes un interés muy profundo por los temas humanos”, dijo a Cubacine, para luego reseñar cintas como Un feliz acontecimiento, de Rémi Bezançon; o Declaración de guerra, de Valérie Donzelli, las cuales abordan aspectos poco tratados dentro de temáticas como el embarazo o la consagración familiar.

 

Besos franceses, de Riad Sattouf

 

“Estamos hablando de historias humanas, en algunos casos reales, que a su vez conservan un grado de entretenimiento. Eso es lo interesante de esta producción. Pero hay películas del llamado ‘cine de arte’ como ¿Y ahora a donde vamos?, en la que su directora Nadine Labaki –quien es también una bellísima actriz– hace una exposición muy interesante sobre el Medio Oriente, de una forma que nunca se ha contado acá”.

 

Asimismo subrayó la presencia en el programa del Festival de una cinta dirigida a los adolescentes: Besos franceses, de Riad Sattouf.

 

“Es una película que se salta la normal mojigatería con que la que se trata en el cine norteamericano el tema de la adolescencia”, señaló Mazón Robau y continuó destacando la inclusión de comedias, comedias románticas, cine de entretenimiento y thrillers en la programación de este Festival.

 

Muy ilusionada con el Festival de Cine Francés en Cuba, anda por estos días Camille Barnaud, asesora cultural de la Embajada de Francia en la mayor de las Antillas, quien califica a la 16ta. edición del evento como “muy especial”.

 

“En primer lugar porque vamos a tener una programación de películas muy recientes como es el caso de Jappeloup, que salió a las pantallas de Francia hace menos de un mes. Ha tenido mucho éxito allá y creo que es la primera vez que se consigue un filme tan reciente para el Festival”, dijo a este espacio, tratando de explicar su entusiasmo.

 

“También vamos a tener películas más antiguas, como las que estarán en la retrospectiva de Pierre Étaix. Eso es una suerte enorme porque hace muy pocos meses que las restauraron. Además, estamos muy contentos porque  Pierre Étaix vino a presentarlas junto a una exposición y nos parece muy bueno que el público cubano pueda compartir con este gran señor del cine”.

 

Señaló la diplomática que otro motivo de satisfacción es la presencia en Cuba de la talentosa actriz Sandrine Bonnaire, la cual viajó acompañando un documental de su autoría, Ella se llama Sabine, en el que aborda un tema muy personal: la condición de autista de su hermana.

 

La presencia de la Bonnaire en Santiago de Cuba el próximo día 19, para la apertura del Festival en esa ciudad, lo señala como otro de los logros de la presente edición, al materializarse por vez primera la visita de miembros de la delegación a otras provincias del país.

 

Ella se llama Sabine, dirigido por Sandrine Bonnaire

 

“El Festival es muy importante, sobre todo para los jóvenes directores y actores porque ellos se nutren de sus viajes a Cuba y para nosotros es también un placer poder compartir con ellos”, expresó.

 

Medio en broma, medio en serio, la consejera cultural de la Embajada de Francia dijo despertar la envidia de sus colegas, a partir de los éxitos que tradicionalmente alcanza este evento.

 

“Están muy celosos. Primero, los colegas míos de las otras embajadas en Cuba porque, después del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, el nuestro es el más importante aquí. Luego, los colegas franceses en otros países, porque en algunos más grandes, como son los casos de Australia o Canadá, no alcanzan el número de espectadores que este Festival tiene en Cuba”.

 

Y aunque hace apenas un par de años que figura entre los organizadores de la cita, no puede ocultar su orgullo al resumir las cifras registradas en tres lustros: alrededor de millón y medio de espectadores, más de doscientas películas exhibidas, y 160 actores, directores y productores franceses invitados.

 

Pero, sobre todo, por la admiración y el conocimiento que acerca de la cinematografía de su país advierte en el público de la Isla; el mismo que cada año llena las salas a la expectativa de las nuevas obras que le trae el Festival.

 

(18 – 24 / 04 / 2013)

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s