Una nueva pieza integra la colección del Museo #Hemingway

Escultura del artista y guerrillero italiano Renzo Orvieto, un trofeo del certamen internacional de pesca celebrado en 1989, fue donada por su compatriota Franco Lucchetta al Museo Ernest Hemingway, en la Finca La Vigía, en el poblado San Francisco de Paula, en La Habana, el 24 de abril de 2013. Foto: Oriol de la Cruz/AIN

El Vicecomodoro del Club Náutico Internacional Hemingway de Cuba, Francisco Lucchetta, quien fuera en su juventud guerrillero italiano, donó al Museo Nacional Finca Vigía en La Habana una obra escultórica de su coterráneo y compatriota, el artista Renzo Orvieto.

La pieza resulta ser un trofeo internacional de pesca creado en 1989 por ese pintor y escultor, titulada “Hemingway y el mar”, dedicada especialmente al autor de Adiós a las Armas. La obra, que desde ya forma parte de la colección del museo, se encuentra temporalmente expuesta en la popa del yate Pilar, embarcación utilizada por el Dios de Bronce de la Literatura Norteamericana para sus aventuras marítimas por costas cubanas.

Tras concluir la reparación en la zona de la piscina de la institución, la escultura descansará en una de las casetas de la pérgola. Hecha en bronce, la obra reproduce el rostro del autor estadounidense, al que lo circunda un pez aguja. Otros motivos también se hallan esculpidos como el escudo familiar, los grados obtenidos durante la guerra por el Premio Nobel y su propio yate.

Francisco Lucchetta, fundador del Movimiento Italiano de Solidaridad con Cuba señaló que Hemingway sigue siendo para muchos seguidores de su vasta obra literaria, un escritor con facetas de su personalidad aún incógnitas.

Lucchetta recordó que el tiempo en que el autor vivió en la Isla coincidió con los cruentos años de la dictadura machadista y con el auge de la mafia italiana en Cuba, sin embargo Hemingway siempre se mantuvo a distancia. Pero cuando en 1959 las Revolución triunfó, Ernest sí entablaría amistad con Fidel. El líder cubano era un amador de la literatura del norteamericano, apuntó el exguerrillero.

“Al ceder la pieza escultórica al museo estamos homenajeando a mi compatriota Orvieto”- afirmó Lucchetta, quien además explicó que la donación se realiza en el año del aniversario 67 de la victoria italiana sobre el fascismo, ocurrida el 25 de abril de 1945.

El Museo Hemingway se halla ubicado al sureste de La Habana, en el poblado de San Francisco de Paula. En la llamada Finca Vigía viviría el escritor y también periodista veinte años. Fue precisamente en Cuba donde concibió su novela “El Viejo y el Mar”, por la que le fue conferido en 1953 el Premio Pulitzer. Un año después ganaría el Premio Nobel por toda su obra, el que según sus palabras le pertenecía a Cuba.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s