Cigarrillos electrónicos y dudas razonables

Los cigarrillos electrónicos son considerados como una alternativa para abandonar el hábito de fumar. Foto: www.teinteresa.es

Los cigarrillos electrónicos, aparecidos por primera vez en el mercado de Estados Unidos en el año 2006, tienen una forma parecida a los pitillos habitualmente conocidos.

Pero en realidad se trata de unos ingenios activados con pilas. Durante su funcionamiento liberan vapor proveniente de un cartucho con líquido en su interior, que contiene habitualmente dosis variables de nicotina y algún sabor añadido.

Según la publicidad son considerados como una alternativa para abandonar el hábito de fumar y menos peligrosos cuando se comparan con los clásicos cigarrillo hechos a base de tabaco.

Pero este concepto pudiera ser equivocado según recientes investigaciones.

Mercado sin crecimiento

Cuando son comparados los años 2011 y 2012, los fabricantes de cigarrillos electrónicos casi triplicaron su desembolso en publicidad en los Estados Unidos. De 6,4 pasaron a 18,3 millones de dólares gastados en este rubro.

Sin embargo, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de ese país, publicados en la revista Nicotine and Tobacco Research, en encuestas realizadas entre miles de personas mayores de 18 años de edad, la utilización de los mismos se ha detenido entre los adultos no fumadores.

Tendencia contraria

Sin embargo, sucedió al revés entre fumadores y ex fumadores, pues debido a la propaganda de mercado, muchos consideran el uso de los cigarrillos electrónicos como una ayuda para abandonar la adicción al tabaquismo a pesar de la falta total de definitivas evidencias científicas en este sentido.

Los resultados sobre la salud a largo plazo de los cigarrillos electrónicos son en la actualidad totalmente inciertos y desconocidos.

Se esperan regulaciones

En realidad, existen serias interrogantes sobre si este producto es útil para ayudar a las personas a dejar de fumar.

Aunque este invento aun no ha sido regulado, ya se están haciendo consideraciones al respecto.

Los adictos al tabaco deben utilizar todos los medios a su alcance para dejar de fumar. Y es loable el empeño y más aun el éxito. Pero hasta ahora los cigarrillos electrónicos no se han mostrado como una solución viable e inofensiva contra tan funesto hábito.

Cuba presenta una tendencia decreciente en el número de fumadores. No obstante, el esfuerzo para obtener mayores logros en este sentido debe mantenerse, o mejor aún, incrementarse.

Tomado de: Radio COCO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s