La imagen del día: Robo a pito arbitral en la Copa de Oro

El equipo de Panamá despliega en el vestuario una tela acusando a CONCACAF de corrupta tras el final del partido que perdieron ante México por decisiones arbitrales. Foto. Tomada de Twitter

Panamá fue despojada anoche de su triunfo en la semifinal de la Copa de Oro de Fútbol para favorecer a México, que no mereció para nada el pase a la final. Al parecer, la CONCACAF no podía admitir, dinero ya se sabe, una final sin Estados Unidos ni México. Así lo vió la propia prensa mexicana (Revista Proceso)

Con regalos arbitrales, México vence a Panamá y pasa a la final de la Copa Oro

Panameños reclaman fallos arbitrales a Mark Geiger. Foto: AP / David Goldman

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La selección de México, gracias a decisiones arbitrales, entre ellas una expulsión y un penal que no eran, venció 2-1 al representativo de Panamá y jugará la final de la Copa Oro el próximo domingo ante Jamaica, que horas antes había dado la sorpresa del torneo al eliminar al anfitrión Estados Unidos.

El árbitro Mark Geiger, de nacionalidad estadunidense, favoreció al equipo de Miguel El Piojo Herrera desde el minuto 3 cuando una agresión de Carlos Vela merecía tarjeta roja y la dejó en amarilla.

Luego, en una jugada rigorista, al minuto 25, expulsó al panameño Luis Tejeda, cuando la falta ameritaba amonestación.

Aún así, con 10 hombres, Panamá jugó mejor que México. Tanto, que al minuto 61, Román Torres, con un golpe de cabeza, ante la pésima marcación de Francisco Rodríguez, puso el 1-0.

México jugó tan mal que no generó una sola ocasión de gol en 90 minutos. Y si empató fue gracias a una decisión arbitral al minuto 89, a 60 segundo de la eliminación.

Román Torres disputó un balón en el área contra Carlos Esquivel. Al intentar despejar cayó sobre el balón. A distancia pareció que abrazaba el esférico; en la repetición se comprobó que nunca tocó el balón con la mano.

La marcación del penal desató la ira de los panameños que amagaron con retirarse del terreno de juego. La discusión se alargó por nueve minutos.

Al reanudarse el partido, Andrés Guardado ejecutó el tiro de once pasos y empató el juego.

Con un equipo panameño dolido, que se sentía robado, empezaron los tiempos extras. Al minuto 105 una falta, esta sí clara, sobre Javier Orozco, fue marcada como penal. Guardado repitió como ejecutor y consiguió el 2-1 final.

Concluido el partido, los panameños se fueron tras el árbitro al que estuvieron a punto de agredir.

México, ha salido adelante en sus dos últimos duelos con tiros penales, en ambos casos, regalos arbitrales.

Entrevistado al término del duelo, Guardado comentó que pensó en algún momento no meter el penal, pero que al final pensó que no sería profesional. Que en otras ocasiones el arbitraje les había sido contrario y asumían la decisión. En todo caso, concluyó, si fue penal o no, no es cosa de nosotros los jugadores.

El Tri alineó con Ochoa, Aguilar, Reyes, Rodríguez, Alanís y Layún; Dos Santos, Guardado y Herrera; Oribe y Vela. Entraron de cambio: Esquivel (46′) por Alanís; Corona (58′) por Herrera y Orozco (77′) por Layún.

 

Tomado de CubaDebate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s