Podría haber cámaras ocultas en la tumba de Tutankamón

- La tumba del rey Tutankamon exhibida en el Valle de los Reyes, en Luxor, Egipto, el martes 29 de septiembre de 2015. (Foto AP/Nariman El-Mofty) – La tumba del rey Tutankamon exhibida en el Valle de los Reyes, en Luxor, Egipto, el martes 29 de septiembre de 2015. (Foto AP/Nariman El-Mofty)

En la tumba del rey Tutankamón podría haber cámaras ocultas, de acuerdo con el ministro de Antigüedades de Egipto, lo que podría apoyar la teoría de un egiptólogo británico de que una reina podría estar sepultada entre los muros del mausoleo faraónico de 3.300 años de antigüedad.

El ministro Mamdouh el-Damaty dijo el martes, durante una vista a las tumbas de Tutankamón y otros faraones en el Valle de los Reyes, que solicitará la aprobación formal para poder usar un radar para inspeccionar la tumba.

El funcionario estaba de visita en el área junto con el egiptólogo británico Nicholas Reeves, quien hace poco expuso una teoría de que Tutankamón, quien murió a los 19 años, pudo haber sido enterrado de apuro en la cámara exterior de lo que originalmente era la tumba de Nefertiti.

Dijo que las imágenes de alta resolución de la tumba de Tutankamón “revelaron aspectos muy interesantes que no parecen en absoluto naturales, rasgos de líneas muy rectas que están a 90 grados del suelo, colocadas para corresponder con otros aspectos de la tumbas”.

Estos aspectos son difíciles de captar a ojo, añadió.

Reeves dijo que los muros revestidos podrían ocultar dos puertas no exploradas, una de las cuales podría conducir a la tumba de Nefertiti. Sostiene que el diseño de la tumba sugiere que fue construida para una reina más que un rey.

“Coincido con él en que probablemente hay algo detrás de los muros”, dijo el-Damaty. Pero añadió que si alguien está enterrada ahí, probablemente es Kia, que según algunos egiptólogos es la madre de Tutankamón.

Nefertiti, famosa por su belleza, retratada en un célebre busto de 3.300 años de antigüedad, era la esposa principal del faraón Akenaten, o Iknatón, quien impuso una forma primitiva de monoteísmo. El sucesor de Akenaten fue el faraón Smenkhare, al que siguió Tutankamón, considerado hijo del primero.

Reeves sostiene que Smenkhare es en realidad Nefertiti.

“Nefertiti desaparece… según las inscripciones halladas más recientemente”, dijo Reeves. “Yo creo que Nefertiti no desapareció, sino que cambió su nombre”.

Tutankamón fue el responsable de enterrar a Nefertiti, y cuando él murió alguien decidió ampliar la tumba, sostiene Reeves. “Nefertiti había sido enterrada 10 años antes, y entonces recordaron la existencia de esa tumba y pensaron, bueno, tal vez podamos ampliarla”.

Cualquier descubrimiento podría aportar información sobre este período turbulento del antiguo Egipto.

“La familia de Akenaten está llena de secretos y asuntos históricos no resueltos”, dijo el-Damaty.

Tomado de Cubasí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s