“Cuba y los Juegos Olímpicos”

Resultado de imagen de deporte cubano

Los antiguos Juegos Olímpicos propiciaban un alto a las guerras que azotaban los estados de la antigua Grecia. Los suelos de Elea se consideraban sagrados, proporcionando una tregua que era considerada como una etapa importante de unidad nacional. Competidores y espectadores de los juegos estaban protegidos por Zeus; importunarlos era considerado un acto de sacrilegio. Desde entonces el deporte ha sido parte de las acciones para la obtención de la paz y la hermandad de los pueblos.

Largo y difícil ha sido el camino recorrido por Cuba para lograr que el Deporte cubano llegue a compararse con países desarrollados. La Revolución y en especial el Comandante en Jefe siempre han defendido el deporte como un derecho y una necesidad de todo el pueblo.

Hace más de un siglo José Ramón Fonst Segundo alcanzó la gloria en los II Juegos Olímpicos, celebrados en París. Sería la primera medalla de oro que Cuba lograría en eventos de este tipo. Desde entonces han participado más de mil cubanos como embajadores deportivos en estos juegos.

En Tokio 1964, Enrique Figuerola, reabrió el camino iniciado por Fonst. Se han logrado después de esta fecha decenas de medallas, nuestros atletas han ubicado a la Patria en los más altos sitiales olímpicos, pero también es importante mencionar a aquellos que no han lograron alcanzar la medalla olímpica, pero que han dado lo mejor de si para poder ver ondear bien alto la bandera cubana. Entre estos podemos mencionar desde la profesora de educación física en una primaria, que es quien primero motiva a los más pequeños a la práctica del deporte, hasta el entrenador nacional que día a día educa y forma a sus atletas para obtener los mejores resultados en los eventos internacionales.

No es menos cierto que somos un país con pocos recursos económicos pero con una voluntad política enorme y así se ha demostrado en cada sector; el deporte es uno de esos sectores que con poco ha hecho mucho y así lo han reflejado históricamente las estadísticas. El gobierno cubano proporciona los espacios necesarios para incentivar la practica de las diferentes modalidades deportivas, destina un número importante de recursos y medios para este fin, ha creado escuelas especializadas a las cuales tiene acceso de forma gratuita todo el que demuestre las condiciones físicas necesarias sin distinción de raza, sexo o estatus social. El pueblo de Cuba se siente orgulloso de las glorias alcanzadas aunque sabemos que aún podemos hacer más pero para ello debemos en primera instancias conservar lo logrado. Sin dudas el deporte es uno de los caminos hacia el mejoramiento humano y hacia la unidad de los pueblos. Los cubanos, no descansaremos, seguiremos adelante para lograr mejores resultados y continuar cosechando triunfos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s