¿¡Halloween en Cuba!?

Editorial

Hemos sido testigos en los últimos años, de que en nuestro país se ha comenzado a festejar Halloween*; una fiesta que se celebra internacionalmente en la noche del 31 de octubre, sobre todo en la esfera anglosajona, y en menor medida, en otros lugares como España y Latinoamérica. Esta última, víctima de la globalización cultural desarrollada por el gobierno de Estados Unidos a través de sus medios de comunicación en películas, series, etc.


En nuestro país hemos venido observando que en centros nocturnos (principalmente en los bares, restaurantes y cafeterías particulares), se ha asumido esta cultura como “nuestra”. Se pudiera justificar este hecho si adoptamos la posición de que los dueños solo han asumido esta costumbre con un fin lucrativo; pero sobran razones para creer que todo es el resultado de ese tan soñado proceso de transculturación ideado por las agencias de inteligencia de Estados Unidos y su maquinaria cultural, con el propósito de separar las ideas de las nuevas generaciones de aquellas defendidas por nuestro país.
Si nos adentramos en el estudio de la obra “El Arte de la Inteligencia” de Allen W. Dulles, donde se describe toda una estrategia con el fin de acabar con la URSS a través de un proceso de desideologización; encontraremos grandes semejanzas con la estrategia subversiva desarrollada contra nuestro país, donde se han venido inculcando costumbres ajenas a las nuestras de forma imperceptible. Además, aparece la juventud como blanco principal de esta estrategia de lucha, al denominarlos como el sector más vulnerable a ser subvertido.
Analizando este fenómeno cabe preguntarnos ¿Acaso no existen en nuestro país suficientes efemérides para celebrar? ¿Por qué una parte de nuestra sociedad se ve exhortada a adoptar costumbres extranjeras? ¿Por qué no se celebra en los bares el Día de la Cultura Nacional, Día Internacional de la Infancia, el Triunfo de la Revolución? Solo por citar algunos ejemplos.
El gobierno cubano, al igual que en otras ocasiones, tendrá que demostrar su superioridad intelectual sobre aquellos que nos hacen la guerra, creando nuevas formas de celebrar nuestras fechas y buscando alternativas más atractivas a la juventud cubana actual, que no está ajena a ese proceso de globalización antes mencionado. Si cada año visitan nuestro país millones de turistas ansiosos de conocer Cuba y su historia, no podemos permitir que el pensamiento de una parte de nuestros jóvenes asuma otras costumbres. Tenemos que ser capaces de llegar a cada ciudadano y hacerle entender que nos sobran razones para estar orgullosos de nuestra cultura.

* «Halloween» aparece en el siglo XVI, y proviene de una va-riación escocesa de la expresión inglesa «All Hallows’ Even» (también usada «All Ha-llows’ Eve») que significa «víspera de todos los Santos». Tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, que deriva del irlandés antiguo y significa fin del verano. Llega a Estados Unidos, a través de la migración irlandesa la cual huía de la gran hambruna entre los años 1845 y 1849.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s