FIDEL Y EL MEDIO AMBIENTE (III)

Fidel expresaba no solo la desaparición de la especie humana, sino la desaparición de todo ser viviente, en consecuencia a los derrames de petróleo desde el fondo marino y en general del océano, donde miles de millones de especies mueren cada año, el Comandante alertaba sobre estos sucesos, que años más tarde se manifestarían, ejemplo de esto es cuando  la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, ubicada en el golfo de México colindante con los Estados Unidos y Cuba, se hundió el 22 de abril de 2010 como resultado de una explosión, ocasionado el más importante vertido de petróleo de la historia:

Resultado de imagen para deepwater horizon

…El mundo del futuro enfrenta ese reto; enfrenta el reto del envenenamiento de la atmósfera, envenenamiento de los ríos, de los mares, del aire.  Se dice que hay países en que la cantidad de veneno que tienen los individuos dentro los hace no aptos para el consumo: serían tóxicos.  Y esa realidad aumenta.  La lucha por extraer de los mares los alimentos, la explotación descontrolada de los recursos naturales de los mares… (Castro, 2012)

Seguir leyendo

Anuncios

FIDEL Y EL MEDIO AMBIENTE (II)

Resultado de imagen para imágenes de derroche de recursos naturales

El Comandante en muchas ocasiones expresó el derroche de los recursos naturales por parte de los países desarrollados, principalmente el malgasto de los hidrocarburos, refiriendo que son  recursos naturales no renovables y que en cualquier momento puede acabarse esta fuente de energía que es tan imprescindible para la vida del hombre, no obstante al tener estos países gran demanda de energía, son la principal causa de calentamiento global y por ende al efecto invernadero, debido a que sus emisiones contaminantes son las mayores en el planeta.

Seguir leyendo

Mi comandante invicto

Por: Generacion Cubana XC

https://i0.wp.com/media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2016/12/1437514707_fidel-580x330.jpg

Si en quimera mortal yo combato
Y mi figura resultara cáida,
No se perdería en vano mi vida,
Si a tu memoria yo antes la ato.

No aceptaré dádiva ni trato,
Del enemigo que en mi vida combatiste
Y tus ideas serán mi alegato
Y así defender que nunca fuiste.

Yo moldearé las masas que fundiste,
Para que a la corrupción sean ateas,
Y con cada enseñanza que nos dijiste
Levantar nuevas trincheras de Ideas.

Para que donde estés siempre veas
La gran herencia que nos dejaste
Pues la añoranza que tú creas,
Es la fuerza que nos regalaste.

Tu vida y tu muerte son contraste
En los que el mundo aun difiere
Fuiste inmortal que vivo tanto batallaste,
Y ahora leyenda que nunca muere
Mi comandante invicto eres,
Y serás siempre eterno en la memoria,
De este gran pueblo que te quiere,
Y del mundo que te adhirió a la historia.

Pues hoy orgulloso acepto con euforia,
Tu herencia a la que siempre seré fiel,
Pero me pregunto cómo tanta gloria
Pudo caber ven un nombre ¡¡¡FIDEL!!!.

Compromiso para recordar

yo-soy-fidel-homenaje.jpg

Por: Generación Cubana XC

Este 25 de noviembre se conmemora un año de la desaparición física de nuestro Comandante en Jefe y de la firma de un nuevo compromiso.

Un encargo de la juventud y el pueblo cubano, ante la patria y su pensamiento, por llevar adelante nuestras conquistas y los valores que junto a él hemos adquirido, por ser continuadores de las gestas que comenzaron el 10 de octubre de 1868, por ser quienes mantengan a Cuba bien en alto.

La juventud cubana, tan entusiasta y enérgica, como siempre ha demostrado ser, se compromete hoy a seguir con más fuerza que nunca, enarbolando las banderas de la libertad, la solidaridad, el internacionalismo y las ansias de igualdad para Cuba y los pueblos del mundo.

Por tanto, recordemos este domingo a Fidel de la mejor manera que pudiera ser recordado: siendo revolucionarios, combativos, humanos y demostrando ser verdaderos cubanos, dignos de nuestro pasado, presente y futuro.

Eterno inspirador

Por: Generación Cubana XC

imageserwe.jpeg

Mañana se conmemorará el primer aniversario de la desaparición física del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Ha sido un año muy largo y de duro batallar; su legado ha quedado grabado en el obrero, el intelectual, el científico, el estudiante, el militar, en el pueblo, su pueblo, de Cuba y del mundo, de todos los que aspiran y luchan por una causa justa.

Fidel está en todos los lados, sus seguidores, o mejor, los agradecidos que lo acompañaron y lo siguen haciendo ahora, se dan cita en la majestuosa piedra que lleva sus restos en Santa Efigenia, o en la casa que lo vio nacer en Birán.

Seguir leyendo

Fidel Castro / Las bases de nuestro patriotismo

https://miradasencontradas.files.wordpress.com/2017/11/portada1.png?w=620

Por Enrique Ubieta Gómez

A fines del siglo XIX era ya inimaginable una Revolución social auténtica que no ubicase sus sueños de redención en el ser humano, una atalaya que desborda los límites de la raza y la nación. La democracia griega excluía a los esclavos y a las mujeres y –sin extenderme en ejemplos de otras épocas– los ideólogos de la Revolución burguesa se desentendían, además, de los pueblos colonizados. Pero ni estos, ni los obreros y campesinos de las metrópolis podían emanciparse sin una concepción humanista que abarcara a todos, incluso a los explotadores y a los colonizadores. Cuando Napoleón Bonaparte aceptó, ante la beligerancia de los insurgentes, la abolición de la esclavitud en la colonia de Saint Domingue y solo en ella, Toussaint Louverture, un negro analfabeto que había sido esclavo protestó:

«Lo que queremos no es una libertad de circunstancia concedida a nosotros solos –dijo con sagacidad política, ajeno a cualquier postura pragmática y «realista»–, lo que queremos es la adopción absoluta del principio de que todo hombre nacido rojo, negro o blanco no puede ser la propiedad de su prójimo. Hoy somos libres porque somos los más fuertes. El Cónsul mantiene la esclavitud en la Martinica y en la isla Bourbon; por tanto seremos esclavos cuando él sea el más fuerte».

Seguir leyendo en la entrada original.

Mi recuerdo de Fidel

Por María Carla González.

En enero de 1959 comenzaba la Revolución cubana. Eran tiempos de lucha. Teníamos un porvenir de “libertad o muerte”, que se convirtió en Patria y hoy es precisamente nuestro más valioso tesoro. Este hombre de quien les hablo, en aquel entonces era un joven de solo 33 años de edad.

A este gigante barbudo el destino le deparaba las más agudas sorpresas. Ciclones, agresiones de toda índole, asesinatos de inocentes, intentos de magnicidios y traiciones. Su temple erguido como una montaña, pudo sortear estas vicisitudes. Nada lo detuvo. Siempre encontró el camino para seguir en combate, porque eran más fuertes la confianza que depositó en su pueblo y su convicción eterna en la victoria; que los oprobios lanzados por el enemigo y acciones dirigidas a eliminar su empeño.

Seguir leyendo