El Sambódromo se encendió.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con suntuosos desfiles en el Sambódromo de Río de Janeiro, al sureste de Brasil, iniciará este viernes oficialmente la celebración del carnaval cuando el alcalde de esa región, Eduardo Paes, entregue simbólicamente al rey Momo las llaves de la ciudad durante los cinco días que dura la fiesta.

Desde hace 15 días, sin embargo, multitudes de personas ya toman las calles de la “cidade maravilhosa” en los llamados ‘blocos’, fiestas callejeras que para muchos son el verdadero carnaval carioca por ser accesible a todos.

Para estas fiestas han sido protegidas con tablas y andamios las fachadas de los edificios del centro de la ciudad, mientras que la Policía refuerza la seguridad en la metrópolis que será una de las sedes de la Copa del Mundo de fútbol en 2014 y que acogerá también los Juegos Olímpicos en 2016.

El gobierno de Río de Janeiro estima que unas 900 mil personas (5,8 por ciento más que en 2012) visitarán la ciudad y gastarán unos 665 millones de dólares en la mayor fiesta al aire libre del planeta, informó a una agencia de noticias internacional la Oficina de Turismo.

El carnaval de Río de Janeiro es conocido mundialmente por sus impresionantes desfiles en la avenida Marqués de Sapucaí, situada en el centro de la ciudad, que es donde se extiende el Sambódromo bordeado por las tribunas diseñadas por el fallecido arquitecto Oscar Niemeyer.

Las 12 principales escuelas de samba que compiten este año ofrecen un viaje que comienza en el barrio de Ipanema, donde el compositor Vinicius de Moraes cantó a la más famosa ‘garota’ del mundo, hasta un homenaje de la escuela Portela a Madureira, un popular suburbio de clase media emergente, donde la samba vibra en cada esquina.

“Vinicius cumpliría 100 años en 2013 y es una de las figuras más importantes de la cultura brasileña”, dijo el carnavalesco Alex Sousa, cerebro del desfile de la escuela Uniao da Ilha, que rinde homenaje al gran compositor popular brasileño.

Cada escuela gasta de dos a cinco millones de dólares para organizar sus desfiles y cada vez más empresas brasileñas y extranjeras invierten en el carnaval, televisado para el mundo entero.

Varias estrellas locales, como el astro del fútbol Neymar, han sido invitadas por las escuelas para que participen en el desfile carnavalesco.

Autoridades esperan que esta fiesta sirva, además, para tratar de olvidar la tragedia que enlutó al país la semana pasada, cuando 238 personas murieron en un incendio en una discoteca en el sur de Brasil.

(Con información de CubaSí)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s